Colombia menos vulnerable

Presentación

Colombia menos vulnerable es un compendio de crónicas y reportajes sobre la historia de la gestión del riesgo en Colombia.
Más de 90 entrevistas y una amplia investigación bibliográfica y documental en 4 tomos.

El libro

Veinte capítulos en un recorrido que va desde la Guerra de los mil días y El Bogotazo hasta La Niña, Salgar y Mocoa.

Contenido

Lea el Prólogo, escrito por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y la Introducción del libro.

Prólogo

Introducción

Fragmentos

El día que Armero desapareció

Fragmento del capítulo 5

Cuando el presidente de la República, Belisario Betancur, bajó de su helicóptero en Mercadito, una de las tres pistas improvisadas que había construido en cuestión de minutos la Defensa Civil, se encontró de frente con Leopoldo Guevara. Era el socorrista —delgado, voz profunda y grave— que esa mañana había llamado por teléfono al Palacio de Nariño, la sede del gobierno en Bogotá. Se comunicó minutos después de llegar a Lérida, tras un vuelo en una avioneta de fumigación para evaluar los daños de la descomunal corriente de la noche anterior. Todavía estaba asustado.

Leopoldo Guevara dependía de la base de la Defensa Civil de Venadillo. La noche anterior, estaba allí con sus compañeros cuando vio que Hernán Castrillón Restrepo, el presentador del noticiero de televisión tv Hoy, informaba sobre algo extraño que ocurría en el nevado del Ruiz; probablemente una erupción. Un par de horas después las voces de alerta ya hervían en los radioteléfonos de los equipos de emergencia y en las ondas de los aficionados. Inmenso río de barro. Hay mucha gente muerta. Se entró el agua a Armero. La situación es terrible. Pero nadie sabía con certeza qué estaba pasando. El equipo de la Defensa Civil quedó en alerta.

Hubo consenso en que era preciso ir directamente a la zona a verificar. Leopoldo Guevara se sumó a esa comisión, que partió en un vehículo particular. Cuando pasó por el río Recio, que nace del nevado del Ruiz, los socorristas buscaron sin éxito algún indicio entre la oscuridad y el premonitorio cauce. Eran las 11:00 de la noche. Decidieron seguir hacia Lérida para alertar sobre la posible avalancha de la que se hablaba en los radioteléfonos.

Encontraron que el rumor había llegado primero. La gente estaba muy nerviosa. Tras cotejar versiones y hablar con el Alcalde y otras autoridades decidieron seguir hacia Armero. Cuando llegaron al punto conocido como «la Y», un cruce de caminos donde se sigue a Santa Isabel o se ingresa a Armero, el lodo no los dejó avanzar. «Estaba tibio y se sentía el olor a azufre», recuerda Leopoldo Guevara30. «No se veía nada; tampoco se oía nada».

Allí el grupo ayudó a tres gentes que, embarradas y muy confundidas, buscaban resguardo en el capó de una camioneta. Los socorristas decidieron regresar, pues físicamente era imposible seguir. Cuando llegaron de vuelta a Lérida eran las 4:00 de la madrugada. La siguiente decisión fue que Leopoldo Guevara iría a Venadillo a buscar uno de los ultralivianos de fumigación para sobrevolar la zona tan pronto despuntaran las luces del día. Lo acompañó otro piloto: Fernando Rivera.

 

Está lloviendo sobre mojado

Fragmento del capítulo 10

La frase se oyó frente al mar mustio y metálico que cubría prados y cultivos. Ocurrió el 5 de diciembre de 2011 en la vereda Fusca de Chía, Cundinamarca, una de las zonas más afectadas por la inundación durante esa emergencia. El presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, acababa de concluir una verificación en el terreno y ahora hablaba con los medios, ante un micrófono con soporte improvisado en medio del césped mojado. Lo dijo para complementar una explicación suya sobre el nivel del agua, que llegaba en ese momento a máximos históricos: dos centímetros más, respecto a la inundación que había afectado a esa misma zona el año anterior. «Infortunadamente, parece que esta tarde va a llover otra vez, en forma muy intensa. Y va a seguir lloviendo en los próximos días», anunció.

Luego señaló los puntos más vulnerables: el aeropuerto ElDorado y los barrios cercanos. Destacó el desempeño de Carlos Iván Márquez Pérez en la dirección de la dgr y en la iniciativa —junto a unos 500.000 colaboradores más, entre funcionarios y voluntarios— de llevar ayuda, enseres y víveres básicos a las regiones donde, como en la sabana de Bogotá, el agua se había salido de control. «Una labor extraordinaria», dijo el Presidente. Reportó, nuevamente, los montos de inversión —43.000 millones de pesos en los últimos tres meses— y aseguró que todos los reportes de solicitud de ayuda habían sido atendidos: 480.000 casos hasta ese momento. 

Colombia vivía circunstancias excepcionales e inesperadas: el fenómeno de La Niña de 2010 no había terminado y el país ya enfrentaba el de 2011. En el curso de esos dos años prácticamente no hubo temporada seca: se unieron temporadas de lluvias. Y las gentes lloraban aquellas vidas perdidas en el lodo por cuenta de la tragedia: apenas horas antes siete colombianos habían muerto sepultados bajo un alud en la vereda El Dorado, de Herveo, Tolima. El deslizamiento no les dio tiempo de evacuar la vivienda en la que se encontraban. Para ilustrarlo, Santos pronunció su propio diagnóstico, la frase que se oyó frente al mar mustio y metálico: —Siete víctimas más de esta maldita Niña, que ha sido el karma de mi gobierno.

 

Tabla de contenido

TOMO I

01. Y UNA NOCHE MOCOA SE DESVANECIÓ

02. MOMENTO DE REVISAR EL CÓMO

03. EL CAMINO DE APRENDIZAJE

Siglo XX: tragedias imborrables

04. JUEVES SANTO Y TERRIBLE EN POPAYÁN

«Nadie estaba preparado»
«Los instrumentos de medición eran muy primitivos» «Las cúpulas de las iglesias ya no estaban»

05. EL DÍA QUE ARMERO DESAPARECIÓ

«Omayra nos grita que no se puede repetir» «Sí existían indicios suficientes»
«Se improvisó mucho»

06. UN SISTEMA

«Un gran cambio»

TOMO II

07. MURINDÓ: TERREMOTO DOBLE

08. TIERRADENTRO: EL DÍA QUE CAYERON LAS MONTAÑAS

«Un proceso muy complicado»

09. UNA CAPITAL EN RUINAS

«La solidaridad quedó fortalecida»

10. ESTÁ LLOVIENDO SOBRE MOJADO

«Un Sistema en medio de la emergencia»

La Niña desde el aire

Tomo III

11. LA NUEVA MIRADA

12. SPACE: EVACUACIÓN QUE SALVÓ VIDAS

13. SALGAR: LA FURIA DE UNA TORMENTA

14. SANTANDERES: EL RETO DE LA RECONSTRUCCIÓN

15. FRONTERA: Y UN DÍA TUVIERON QUE PARTIR

Tomo IV

16. UN NIÑO CON LECCIONES

17. MOCOA AVANZA

18. MANIZALES, DESPUÉS DE LA TORMENTA

«Hay un contexto claro»
Siglo XX: lecciones de la naturaleza

19. ORDENAMIENTO TERRITORIAL: DEBATE DEL FUTURO

20. LAS CARTAS DE NAVEGACIÓN

BIBLIOGRAFÍA